dijous, 10 de maig de 2012

Intervenció

“Me ha parecido muy feliz que una biblioteca escogiese el Pasolini poeta. Si Pasolini quedará es por ser poeta. (...) Todo esto lo digo con mucha ponderación, aunque somos subjetivos, no somos objetos (...). Hay personas que sólo la presencia, la geografía del rostro emanaba un aura que te congrega a ir más allá. Un poeta es alguien que su golpe de dados en la vida, lo que arriesga, lo hace suspendido, no en una poltrona del que sabe donde está el bien y el mal. Nadie puede negar que Pasolini vivió y escribió en ese estado que yo he llamado suspendido, sin un punto de llegada.”

Fragment d’una intervenció d’un filòleg 
(es diria que d’origen italià), 
situat entre el públic, 
en la taula rodona sobre el Pasolini poeta, 
a la biblioteca Xavier Benguerel, 
a l’avinguda Bogatell. 
Gran i maca, la biblioteca.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada